Upwork en español, guía de uso (3): Buscando proyectos

atadatos > Blog > Freelancing > Upwork en español, guía de uso (3): Buscando proyectos

En esta serie de artículos intento un acompañamiento al nuevo usuario que pretende desarrollar una actividad como freelancer a través de Upwork hasta conseguir el primer contrato que es el primer obstáculo y el más importante de salvar.


Nuestra tarea ahora

No voy a mentir: no va a resultar fácil y de seguro va a llevar tiempo. No abandones y persevera: busca los trabajos publicados siendo selectivo, lanza propuestas pensadas y realiza un seguimiento sostenido de las que has enviado. Puede llevar semanas y puede llegar a ser un proceso descorazonador, pero con el tiempo lograrás el primer contrato que será la puerta de entrada a la plataforma.

Los primeros tres a seis meses son los más complicados debido por un lado a nuestra inexperiencia y por el otro a la falta de reseñas y valoraciones que respalden nuestro trabajo. No tendremos asociado un JSS que respalde nuestra solvencia profesional (las siglas significan Job Success Score: una métrica calculada por la plataforma que mide nuestro desempeño). Pese a no disponer de este dato, hay alguna opción que pueden hacernos la vida más fácil como el ser designados Rising Talent. Luego veremos en qué consiste.

En esos primeras acercamientos doy fe que lo que exige la plataforma es, basicamente, trabajo duro y dedicación contínua. Puede costarnos un tiempo hasta encontrar alguna respuesta y el primer contrato (estos plazos variarán dependiendo de nuestra propuesta y perfil). Nuestro trabajo durante este período será:

  • estar atento a las nuevas ofertas publicadas,
  • hacer seguimiento de las propuestas, y,
  • analizar y repasar nuestro perfil una y otra vez con el feedback obtenido.

Si hemos hecho los deberes, comentados en la entrega anterior, tendremos identificado el nicho de mercado al que queremos dirigirnos y nuestro perfil estará perfectamente ajustado a este punto. Tendremos controlado el rango de precios que ofrecen otros freelancers y el tipo de empresas que publican ofertas. Con todo esto bien claro no hay otro camino que tener un comienzo intenso, como se ha dicho. Y esto significa: comenzar a enviar propuestas rompedoras (rompedoras por precio, que es la única variable con la que podemos jugar a estas alturas). Lo ideal es consultar las ofertas varias veces al día, ordenándolas cronológicamente y postular para las más recientes. Esto es: reaccionar rápidamente a la publicación de una oferta. En estos primeros momentos, la rapidez en la respuesta e incluso la inmediatez es la otra palanca (junto con el precio) con la que podemos impulsar nuestra presencia en la plataforma.

Qué ofertas elegir

No hay reglas fijas. Una técnica puede ser buscar ofertas poniendo como filtro las palabras “urgencia” o “urgente” o cualquier otro sinónimo en inglés. Con ello nos aseguramos cierta ventaja que supone la respuesta inmediata. Porque las ofertas pueden, por lo general, verse inundadas rápidamente por propuestas de otros freelancers y el cliente sólo examinará con algún detalle los primeros que reciba… es normal. Así que no es lo mismo esto:

Image for post
Tenemos una oportunidad

Que esto otro:

Image for post
No hay manera…

En este ejemplo ya hay enviadas varias decenas de propuestas (!!). El pobre cliente intentará seleccionar alguna de entre ese aluvión de forma más o menos ágil y eficiente: a veces revisando solo los primeros en enviarlas y a veces haciendo una criba fijándose en uno o dos elementos de cada freelancer: precioJSS ubicación (por ejemplo),y a partir de ahí revisar la media docena de propuestas que han pasado ese primer filtro.

Claramente en el segundo caso las posibilidades de que el cliente revise nuestra propuesta son mínimas. Con tal cantidad la posibilidad de destacar de algún modo son casi inexistente.

Generando un RSS

Una opción interesante es que podemos generar un RSS a partir de una búsqueda e incluirlo en nuestro lector favorito, por ejemplo Feedly.

Para ello, realizamos una busqueda con los criterios que nos interesan y la guardamos. Volvemos a ella y en la esquina superior derecha podremos seleccionar diferentes opciones una vez pulsamos el boton con los tres puntos.

Image for post

En el desplegable copiaremos el link de la opción RSS. Si la pegamos en un navegador nos mostrará algo parecido a esto:

Image for post

Pues bien, éste es el enlace que podemos utilizar en nuestra aplicación de lectura de RSS. De esta manera estaremos puntualmente informados de la publicación de nuevas ofertas que nos pueden interesar y revisarlas rápidamente.

Valorando las ofertas

Pero siempre, y sobre todo ahora, en estos primeros momentos, es necesario un análisis y reparar en aquellos elementos importantes que nos premitan saber qué cliente es el adecuado para nosotros.

Image for post
Oferta en la plataforma

Es necesario fijarse en una serie de cosas como el rating del cliente, por ejemplo. Es crítico prestar atención a esto: si no es un 5 (la máxima puntuación en Upwork) será imprescindible revisar los comentarios que ha dejado a otros freelancers en contratos anteriores y lo que éstos dicen de él. Como hemos dicho repetidamente, nuestro objetivo estratégico ahora es conseguir un primer feedback excelente por parte del cliente. Si comprobamos en su historial que no acostumbra a hacerlo, mejor olvidarnos. Además, si comprobamos que los malos comentarios respecto al cliente parecen sensatos y argumentados, precaución. Por último, si el rating del cliente es menor que 4,6, mi consejo es: olvidar el proyecto y pasar a otro.

El hecho de que el cliente haya no haya verificado sus medio de pago será un elemento importante en el futuro para descartar una oferta. Ahora es algo que tampoco podemos despreciar y otra oportunidad donde encontraremos menos compentecia precisamente por este motivo. Por eso, este criterio puede servirnos para encontrar ofertas donde tengas posibilidad de que tu propuesta sea tenida en cuenta, siempre que ésta cumpla con el resto de elementos que he comentado antes.

Qué quiere el cliente

Es necesario moverse a la parte inferior de la propuesta y revisar estos elementos:

  • el nivel de experiencia que busca en el freelancer (importante para saber si podemos ofrecer el grado de expertise que demanda)
  • el conjunto de conocimientos que, piensa, son necesarios para terminar el proyecto con éxito.
  • la actividad de la oferta, es decir: el número de propuestas que ha recibido o con cuántos freelancers está manteniendo un diálogo y valorando su contratación.
Image for post
Qué quiere el cliente

También, al evaluar la oferta es importante fijarse en cómo define el cliente los requisitos del proyecto, con el fin de conocer si el cliente lo ha madurado o está completamente por definir. Un ejemplo de lo primero es éste:

Proyecto con sus requisitos bien detallados

Mientras que para lo segundo podemos ver un ejemplo aquí:

Proyecto completamente abierto

Ambas opciones son válidas. Sin embargo, en este momento de nuestra aventura un proyecto bien definido quizás sea lo que más nos conviene, no sólo por el hecho de saber cómo ejecutarlo sino porque las expectativas del cliente están mucho más claras con lo que nos costará menos conocerlas y darles respuesta.

A partir de las ofertas que vamos revisando podemos hacernos una idea de lo que se demanda en nuestra área de actividad y usar ese conocimiento para afinar nuestro perfil todavía más: incluyendo conocimientos nuevos que no habíamos tenido en cuenta en la redacción original, por ejemplo.

Una vez tenemos detectado un proyecto que nos encaja, con todos los elementos revisados y a nuestro favor, daremos el siguiente paso: enviar una propuesta. Pero eso queda para el siguiente artículo… aunque merece la pena hacer un par de últimos comentarios.

El coste de enviar propuestas: Connects

No podemos enviar propuestas de forma masiva, como si no hubiera un mañana. Primero porque la propia plataforma se defiende de ese tipo de conducta tratándola como si fuese spam y suspendiendo nuestra cuenta.

La otra razón es que postularse para un trabajo cuesta. Hace poco se implementó un sistema por el que se creó una especie de “moneda” que son los Connects, que deberemos “abonar” al enviar una propuesta (Un Connect viene a suponer en torno a $0,15). Cada proyecto tiene indicado el número de Connects que hacen falta, que suelen ser entre 2 y 8 en función de las dimensiones del proyecto o su complejidad.

En principio, conservaremos los que no usemos durante el mes para el siguiente hasta un máximo que varía en función del tipo de cuenta por lo que tampoco es necesario apurarse a gastar.

Pero quedémonos con esto: una propuesta cuesta dinero y por ello será preferible el apuntar a proyectos en los que tengamos alguna posibilidad.

Rising Talent

No tenemos historia en Upwork ni elementos que nos den una ventaja competitiva, pero sí tenemos a nuestro alcance un mecanismo que puede ayudarnos a distinguirnos: el programa Rising Talent.

Image for post

Nadie puede acertar a explicar con exactitud cómo conseguirlo… es un status que Upwork te asigna antes de tener suficientes proyectos realizados como para tener asociado un JSSy con el que te distingue frente a la competencia dándote alguna oportunidad en tus primeros pasos.

Lo menciono aquí porque puedes conseguirlo sin tener ningún proyecto terminado así que puede estar al alcance de la mano. Lo únicos elementos que parecen poder ayudarte a obtenerlo son dos:

  • Tener un perfil completo… pero completo de verdad.
  • Lanzar propuestas de forma sensata y con regularidad.

Si deciden que mereces ese “galardón” recibirás en algún momento un correo con la noticia… ¡suerte!


¡Ya estamos en marcha! En los siguientes artículos trataré el resto de etapas a atravesar para concluir con éxito el primer trabajo.