Upwork en español, guía de uso (1): Toma de contacto

atadatos > Blog > Freelancing > Upwork en español, guía de uso (1): Toma de contacto

Con esta serie de artículos intento familiarizar al freelancer español con esta plataforma. Sobre todo al joven estudiante o recién licenciado que enfrentado al mundo del trabajo nunca le han mostrado que este tipo de oportunidades están a su alcance. También advertirle de los peligros que fácilmente pueden dar al traste con esta aventura nada más empezar.

El objetivo de estos textos es acompañar y ayudar al éxito en ese primer trabajo que puede decidir tu continuidad en Upwork.


Freelance Nation

El término gig economy se puso de moda a partir de la crisis de 2008. Es un concepto peculiar y algo escandaloso desde ciertas perspectivas políticas. Se trata de la opción de construir una carrera profesional o nuestra fuente de ingresos, a partir de proyectos que son encadenados uno tras otro trabajando para diferentes compañías como contractor.

Esto resulta una opción plausible en periodos de crisis y contracción económica, pero sería esperable que se desvaneciese con estos. Sin embargo, se ha instalado como una tendencia en el mercado de trabajo.

El trabajo a tiempo completo de 40 horas semanales en una oficina o comercio va cediendo espacio ante estas nuevas tendencias marcadas por esta gig economy. Los componentes de la generación Z y los Millenials lo ven como algo normal. De hecho, un fenómeno como el ghosting que escandaliza a la vieja escuela sólo se puede entender como una evidencia de la presencia de esta forma de trabajar y de entender el trabajo en los jóvenes.

El caso es que nunca hubo un mejor momento para trabajar como freelancer como hoy en día: para sobrevivir, las empresas necesitan acceso a un pool global de talento y la tecnología necesaria para hacerlo posible está ahí. Para alcanzar ese objetivo, plataformas como Upwork pueden ser de inestimable ayuda.

Resulta curioso que haya surgido una pequeña mitología alrededor del tipo de profesionales que eligen esta opción: freelancers digitales, viviendo fuera del opresivo entorno corporativo, trabajando únicamente en aquellos proyectos que le apasionan. Pertrechados de un portátil y una conexión a internet son capaces de escoger su propio camino y vivir viajando por el mundo sin dejar de evolucionar profesionalmente… Es el paradigma del nómada digital del que podemos encontrar múltiples testimonios.

Las ventajas que se aducen son: la libertad y flexibilidad que se obteniene con este modo de vida y un mayor control de nuestra carrera profesional. La variedad de proyectos a los que podemos enfrentarnos. Por otro lado, gestionar nuestra carrera como freelancer significa también enfrentar la incertidumbre y estar obligado a llevar a cabo una buena gestión financiera. Sospecho que la parte más difícil es abandonar la estructura mental que acompañaba a nuestro rol de trabajador por cuenta ajena de 40 horas semanales.

En resumen, los beneficios de trabajar como freelancer son tantos como inconvenientes. Este opción profesional tienen su complejidad: hay en ella una exigencia continua tanto de perfeccionar las habilidades y conocimientos como de adquirir nuevos. Lo que en otros entornos profesionales se ve como un aporte deseable, en ecosistemas como éste es una exigencia imprescindible para mantenerse competitivo. Se incluyen también fuertes elementos de autogestión y espíritu emprendedor; se requieren virtudes como la persistencia y resiliencia.

En fin, que aunque no sea nuestro objetivo profesional, pasar un tiempo ocupado en este tipo de iniciativas resulta altamente formador.

El freelancer en España: el autónomo.

No olvidemos algo, llegamos a España y aquí el freelancer tiene una traducción inmediata que despeja todo la fascinación y atracción que pudiera haber tenido esa palabra. La traducción es: autónomo. Y siendo como es uno de los colectivos más maltratados en el ámbito legal por parte de las administraciones públicas, rápidamente se nos quita la tontería: “¡Deje su aburrido trabajo en una empresa para vivir la vida del autónomo!” Vamos, que la propuesta pierde todo su “sex appeal”.

De hecho podemos realizar un ejercicio interesante: sustituir a medida que leemos cualquier artículo o libro sobre el tema, la palabra freelancer por autónomo. Nuestro cerebro reaccionará de forma muy diferente a su contenido. Como el resultado de este experimento puede ser desalentador, protejámonos de momento y acerquémonos a este mundo de forma desprejuiciada.

¿Qué es Upwork?

Desde hace tiempo las empresas y profesionales externalizan parte de su servicios. Es un hecho y por eso han ido surgiendo, como en el resto de elementos de esta economía de plataformas, una serie de iniciativas que median entre oferta y demanda. Las webs de freelancers son un subconjunto de este tipo de tendencia.

Image for post

Upwork es una de las plataformas más usadas en el mundo freelance (otras alternativas pueden ser fiverr Freelancer, cada una con sus ventajas o inconvenientes, no las trataremos aquí). Nació en 2013 como resultado de la fusión de varios gigantes del sector como Elance y ODesk que ya venían funcionando desde 1999.

Es un mercado online global que pone en contacto profesionales independientes y empresas o particulares que buscan quien le ayude a realizar un proyecto o resolver una tarea. Es mucho más que un mero tablón de anuncios donde las empresas cuelgan sus ofertas. Es todo un conjunto de herramientas pensadas para que clientes y freelancers colaboren, así como sistemas para protegerlos financieramente, asegurando a unos que el trabajo se realizará y a los otros que serán honrados los términos económicos del acuerdo, vamos que el cliente pagará.

Las cifras son mareantes, 14 millones de freelancers registrados en más de 180 países, con 25.000 de ellos activos en los últimos 30 días.

Quiero subrayar la enorme ventaja que supone el poder iniciar nuestra actividad en Upwork y conseguir resultados sin tener ni siquiera una página web. Ese es el poder de usar correctamente Upwork: conseguir poner en marcha nuestro negocio sin gastar tiempo en escribir un blog, hacer networking, redactar posts en redes sociales, etc. Resuelve de un plumazo el primer problema y la primera preocupación de toda persona que comienza a prestar servicios como freelancer que es: ¿dónde encontrar clientes?

Los foros como Reddit están llenos de comentarios negativos sobre Upwork de forma que leerlos puede condicionar tu acercamiento a esta herramienta: que si cobran demasiado por sus servicios, la baja calidad de las ofertas, etc. Frente a esto quiero que veas la enorme ventaja que supone su uso: te pone en contacto con un mercado global de negocios que están buscando un profesional que ofrezca los servicios que tú vas a ofrecer (en contraste, recuerda tus visitas a webs de empleo donde se publican de forma reiterada ofertas no del todo reales y cuyo mero propósito es hacer acopio de currículos). Aquí encuentras clientes reales, día tras día. Y el sistema de intermediación financiera que esta plataforma ofrece asegura el pago por tu trabajo. ¿Cómo es eso de útil? Muchas empresas están hartas de que el cobro de un proyecto les cueste tanto como su propia implementación (en horas/persona o costes financieros). Si a esas empresas les cuentas que se han despreocupar de este punto, flipan. ¿Cuánto valorarían saber que no van tener problemas en el pago de un trabajo acordado una vez presentado al cliente? Seguro que bastante.

La mayoría de los libros y artículos que he revisado sobre el tema se orientan a darnos a conocer trucos para medrar en este ecosistema (que puede resultar extraño y hostil al principio… o siempre), informarnos de la manera correcta de cumplimentar el perfil o cómo buscar ofertas de la forma más eficiente utilizando los filtros adecuados. Sin embargo, ¿qué les voy a explicar a los jóvenes lectores de cómo interactuar con una página web? ¿O dominar su interfaz y sus funcionalidades? Sois nativos digitales: os moveis en ese mundo de forma natural. Es por esto que en estos artículos hablaré sobre todo de los principios generales a tener en cuenta, más que realizar una visita por cada uno de los diferentes secciones y funcionalidades de la plataforma.

Por otra parte la forma de funcionar de Upwork les resultará conocida a muchos de los usuarios recalcitrantes de otras webs de intercambio de servicios como WallapopAirbnb o BlaBlaCarcríticas, puntuaciones y ratings. Algo al principio ajeno a nuestra forma tradicional de ofrecer y solicitar colaboraciones para proyectos profesionales pero que se ha convertido en la columna vertebral de este tipo de redes: una forma de estructurar la confianza de forma que sea más fácil y transparente conocer con quien se va a hacer negocios.

Por último, ¿se puede vivir de Upwork? Esa puede ser una de las preguntas más acuciante cuando nos proponemos comenzar esta aventura. La verdad es que depende de nuestra área de actividad y no es fácil ni posible en todos los casos. Competimos con profesionales de países donde el coste de la vida no es tan alto como en el nuestro por lo que pueden ofrecer precios muy bajos por sus servicios y aún así conseguir un margen aceptable. Y no hablo únicamente de costes: a similar rango de precios siempre habrá profesionales mejores que tú. También hay que comentar como punto en contra que es un ecosistema áltamente volátil por lo que basar tu economía únicamente en esta plataforma es arriesgado: un malentendido o una mala reseña y puede hacer descender tu capacidad de captar nuevos clientes o tu cuenta ser suspendida ante una violación de los términos de servicio y encontrarte entonces en una situación problemática, sin acceso a medio de vida. Que esto no nos frene pero tampoco olvidarlo.

Ten en cuenta que cuando comience a despegar tu carrera como freelancer en Upwork tendrás que prestar atención a ciertos requisitos administrativos que pongan tu situación legal en orden como trabajador autónomo. Pero anótalo en cosas para más adelante, ahora lo prioritario es arrancar.

En fin, que sea cual sea tu motivación al plantearte ofrecer tus servicios en esta plataforma, sólo el intentarlo ya merece la pena por el conjunto de conocimientos y habilidades que te va a tocar desarrollar.


En los siguientes artículos trataré las diferentes etapas que atravesar para concluir con éxito el primer trabajo, que es el punto de partida imprescindible para tener una trayectoria exitosa en la plataforma.